Posteado por: Unia | noviembre 3, 2009

Nada más que un post en mi blog

Descubro que no siento lo mismo que el resto; que si tengo el gusto, carezco de la pasión, de la entrega. Que tal vez le tengo amor, pero no precisamente de esa manera… Y la pregunta sigue siendo la misma, ¿qué demonios estoy haciendo?

Nunca me había sentido tan perdida en toda mi vida. Siempre había tenido una egocéntrica percepción de mi misma, en la cual, creía ser una persona centrada, que conocía su lugar en el universo, que sabía siempre que hacer, hacia dónde caminar; que tomaba decisiones tajantes, sin mirar atrás; segura de sí misma, con el valor suficiente para sostenerse sin ayuda de nadie, salir adelante, encontrar el camino por sus propios medios. Y resulta que, si esto es verdad, en estos momentos está bien oculto en mi interior.

Todo lo anterior suena a palabras arrogantes dichas por una persona cualquiera que quiere sentir que es ‘diferente’,, ‘unica’, distinta a los demás y por consiguiente, encima de ellos. Y como detesto la degeneración de esos conceptos en la actualidad.

Odio sentirme comparada con todos esos individuos que se sientes únicos y especiales porque buscan ‘ser diferentes’. Se sientes ‘los rebeldes’ de la sociedad, marginados por voluntad y decisión propia, pero carentes de sentido y fundamento. Detesto llegar a pensar que se proyecta en mi toda esa sarta de hipocrecías, contradicciones y sinsentidos. Me enerva pensar que estoy atrapada dentro de una corriente de intelectualillos, que se piensan que lo conocen y lo saben todo, que se sienten con derecho de criticar, de imponerse como máximas autoridades con argumentos pobres y estúpidos. Que lo único que buscan es hacerse los interesantes, utilizando recursos verdaderamente patéticos y simplemente ridículos.

No, yo no quiero ser así. No quiero tener que valerme de juegos estúpidos para mantener una apariencia, para ‘encajar’ en lo que se espera de mi. No quiero pertenecer a esa masa uniforme, idéntica de gente ‘única y especial’. No me interesa. No quiero escribir ridiculeces que imiten el estilo de otros, ni escribir para verme interesante, ni escribir porque se supone que debo de escribir.

Aún ahora, al escribir esto, me molesta pensar en los patrones que ya se han arraigado en mi, durante mi estancia en medio de este ambiente; me molesta escribir pensando en ‘cómo tengo que escribir’, me molesta sentirme esclava de esquemas, preceptos, definiciones.

Y me molesta sobre todo, imaginar que mis escritos suenan igual de ridículos, de vacíos, de exagerados y dogmáticos, tan poco innovadores, tan faltos de creatividad, tan pobres como los de todos los aspirantes o ya titulados en ‘Rebeldía y distanciamiento de las masas’, los maestros y doctores en ‘Ser diferentes, únicos y especiales’.

No, yo no quiero eso. No quiero ser parte de algo así, y no porque yo me sienta aún más ‘especial’ o ‘diferente’, sino porque yo estoy conciente de que, de entrada, cada ser humano es ÚNICO, DISTINTO y ESPECIAL, y no necesito andar gritándoselo a los cuatro vientos para sentir que tengo valor individual. Mi creencia es que la cosa no es sólo eso, no termina así de fácil; lo importante no es recalcar y restregarle a todo el mundo en la cara lo especial y único que eres, sino demostrarlo, convertir esa esencia en acciones. Tienes el don, pero lo importante no es tenerlo, sino usarlo.

Todos tenemos cerebro, pero la gran mayoría no lo usa. ¿De qué me sirve una persona que me repite una y otra vez la gran capacidad de su cerebro si nunca me enseña de lo que es realmente capaz?

El problema es que todo el mundo cree que con el concepto basta, y esto es un error. Tener conciencia del hecho es el comienzo. Y para como están las cosas, no creo que estos seres tan únicos y especiales hayan siquiera comenzado el proceso de realmente concientizarse en sus palabras, entener el significado de lo que dicen.

Si te sabes único y especial, no tienes necesidad de estarlo pregonando. Si lo haces, es porque sabes que no lo eres, pero quieres creer que es así. Si lo haces es porque eres inseguro, y quieres que alguien avale tu sugerencia, porque tu declaración no es más que eso, de que en verdad lo eres. Si lo haces, es porque estás perdido, porque no crees en tí mismo, en tu individualidad, y necesitas que alguien más te diga que sí tienes valor.

Pero esas son patrañas.

¿Eres tan único y tan diferente? Demuéstralo.

Haz algo que lo pruebe y dejate de ridiculeces y de prejuicios pendejos.

Y no lo hagas por demostrárselo al mundo, hazlo por probarte a ti mismo, supérate.

Y al terminar de leer esto, de pensar que fue escrito para tí, personita distinta y única, permíteme revolcarme nuevamente, pues entre todo lo anterior dicho, no habrá, creo, cosa que me molestaría más, que este texto se malinterpretara y todas esas personas creyeran que de ninguna manera encajan en lo descrito.

Sólo de pensar en que todos ellos se sientan por encima de lo expuesto, que no se den por aludidos, vamos, que no ‘se pongan el saco’, sí que me hace enfurecer.


Responses

  1. Yo también me siento así a veces. ._.

    Quizás no te hayas dado cuenta, pero en este post ya identificaste varios caminos y actitudes que no quieres tomar. Creo que el ver qué no quieres ser ayuda a identificar qué es lo que sí quieres ser.

    Así que creo que vas bien. *nodnod* Mientras estés consciente (…¿se escribía así? Dx) de lo que piensas, dices y haces, tienes la oportunidad de no caer en los errores de los demás.

  2. Gay… indudablemente tienes mucha razón en lo que dices. Entiendo que te sientas incómoda en ese mundo lleno de personas que se creen tan “especiales” y rebeldes. Todos ya somos especiales desde nuestra individualidad como personas. Y puedo notar, a mi punto de vista, que si te gusta la carrera más no tus compañeros.

    Me agradó el punto de que tienes que pensar y fijarte antes de escribir. Lo sé a mi también me pasa U_U.

    Gay… ya descartaste comunicación? xD
    podría acompañarte en tu deliciosa estancia en la UNIVA. Caele al convivio, gay!😄 bweno…

    Todos pasamos por una etapa de crisis vocacional, pero tal vez la tuya ya se extendió. Te recomiendo que en vez de estar pensando en lo poco que te agradan tus compañeros o tu carrera te pongas a ver qué es lo que quieres.

    Gay, ya sabes que cuentas con mi apoyo. =D


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: